Niño de 13 muere en Guairá: “criadito” era forzado a ser jinete de caballos - Py Live / Desde Paraguay

Lo Último

Home Top Ad

miércoles, 18 de abril de 2018

Niño de 13 muere en Guairá: “criadito” era forzado a ser jinete de caballos






Un niño de 13 años falleció el domingo último luego de caer de un caballo en una carrera clandestina en la localidad de Mbocayaty, departamento de Guairá. Aparentemente, el menor era tenido como "criadito" y forzado a ser jinete, siendo mal alimentado por su tutor, quien ahora ya se encuentra imputado.

La fiscal Teresa Martínez, de la Unidad Especializada en la lucha Contra la Trata de Personas, comentó a la 970 AM que el menor involucrado en el caso falleció luego de haber sufrido una “muerte encefálica irreversible”.

El niño era utilizado como jinete para las carreras de caballos que se realizaban frecuentemente en una pista local, de acuerdo a los datos manejados por la Fiscalía, lo cual es una práctica usual en varias partes del interior del país.

Sobre este asunto, Martínez refirió que esta “es una práctica deplorable, pero que la gente ve como normal”, lamentando que varios menores de edad tengan que ser obligados a participar contra su voluntad, lo cual se configura como “trabajo forzoso”, según detalló.

Aparentemente, el menor era mal alimentado para “ser más liviano” y así poder domar con mayor facilidad a los equinos. De acuerdo a la agente fiscal, el peso máximo ideal que debería tener un jinete es de 32 kg, motivo por el cual casi siempre se explota a niños para este tipo de actividades.

Otro aspecto que saltó a la luz tras la muerte del chico es que el mismo no estudiaba y, según las presunciones, era abusado sexualmente.

“Este niño cuando menos vivía en las caballerizas, no tenía una cama, estaba en el lugar donde se guardaba el alimento para los caballos, en absoluta precariedad”, manifestó Martínez durante la entrevista radial.

Un hombre identificado como César Darío Portillo Colmán era el encargado de la custodia del niño. El mismo se lo habría llevado desde su comunidad de origen en Yuty, departamento de Caazapá, hasta la localidad de Mbocayaty, en Guairá.

La Fiscalía imputó por la supuesta comisión del hecho punible de trata de personas a Portillo Colmán luego de producirse la muerte del niño de 13 años. De acuerdo a la versión del Ministerio Público, un amigo de la familia propuso llevarlo a trabajar como secretario del ahora imputado bajo la promesa de hacerlo estudiar en la escuela y cuidarlo.

“La madre tiene 7 hijos, hubo un aprovechamiento de su situación de vulnerabilidad y sus escasos recursos para llevarse al niño. A ella le dijeron que (su hijo) iba para secretario de un señor y que iba a ir a la escuela”, detalló.

Portillo Colmán, encargado del negocio ilícito de la carrera de caballos, estaría siendo defendido por toda su comunidad ya que lo consideran “un buen hombre”, de acuerdo al relato de la fiscal del caso. “Él se dedica a esto, no ven como mala la situación del niño”, indicó.

Finalmente, Martínez pidió que los órganos de control puedan trabajar seriamente con este tipo de situaciones y no las dejen pasar de largo, sobre todo porque recién después de producirse el deceso del menor la municipalidad local clausuró la pista de carreras.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario