Viuda de líder mafioso niega conocerle: Minotauro quiso “comerle de toda la vida”, según Casuso - Py Live / Desde Paraguay

Lo Último

Home Top Ad

jueves, 22 de noviembre de 2018

Viuda de líder mafioso niega conocerle: Minotauro quiso “comerle de toda la vida”, según Casuso












La ciudadana brasileña Rafaela Arévalo, quien fue pareja del narcotraficante Rafael Rafaat, compareció ante la Fiscalía para prestar su declaración por el crimen de la abogada Laura Casuso. Desmintió que conocía a “Minotauro”, narco que quiere heredar el imperio de Jorge Rafaat y controlar toda el área fronteriza.

El fiscal Hugo Volpe, quien investiga el caso de Laura Casuso, abogada asesinada por sicarios en Pedro Juan Caballero, mencionó a radio Monumental que citó a la señora Rafaela Arévalo, viuda del narco Rafael Rafaat.


Explicó que la convocó a prestar declaración a raíz de la divulgación de audios de Casuso, donde se oye a la misma mencionar que la viuda de Rafaat estaba siendo especulada por un narco identificado como “Minotauro” (Sergio de Arruda Quintiliano, del Primer Comando Capital-PCC) y que este además pretendía controlar el mercado de las drogas que había quedado libre tras el crimen. “Minotauro la quiere comer de toda la vida”, refirió en su momento la hoy fallecida.

Volpe mencionó que la viuda confirmó que mantenía conversaciones con Casuso porque era abogada de sus hijos para el juicio sucesorio, pero aseguró que la letrada no le comentó si recibía amenazas de muerte. También desmintió que conocía al narco que pretende quedarse con el imperio dejado por Rafaat.

“Ella dice que no sabe nada”, resaltó el agente fiscal.

CELULAR DE CASUSO, PIEZA CLAVE

Por otra parte indicó que no se sabe nada del paradero del celular que se levantó de la escena del atentado. La mujer que se llevó el aparato celular, Olga Giménez, sigue prófuga y posee una orden de captura en su contra. “Es fundamental para encontrar si tuvo alguna conversación o si tuvo amenaza”, refirió.

Volpe indicó que Giménez y la abogada Casuso, al parecer, no tenían relacionamiento cercano y se habrían conocido casualmente en la reunión masónica. Lo que llama la atención es que aparentemente la abogada habría pedido a esta extraña, cuando estaba agonizando, que se llevara su celular.

Era la primera vez que la víctima fatal iba al sitio donde encontró la muerte, ya que fue invitada a la ceremonia de iniciación. El fiscal dijo que ante esta situación se podría pensar que fue una emboscada.

“La mayoría que estaba en el local ya declaró. Nadie dijo que recibió una llamada y que salió a atender, sino que ya había terminado el encuentro y ella debía salir para una cuestión particular y que luego iba a regresar para una cena”, detalló el agente.


Por último recalcó que no está descartada la hipótesis que refiere la supuesta participación de policías en el crimen de Casuso.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario