Buscar

La leyenda de Federer en Wimbledon es infinita

El tenista suizo liquida por la vía rápida a un superado Cilic en tres sets (6-3, 6-1, 6-4) y logra su octavo título en Londres.


Muhammad Ali fue elegido en su día mejor deportista del siglo XX. Sobre el ring no hubo nadie como el de Louisville. Su tremenda agilidad y gran defensa bailando a sus rivales mientras repartía ganchos y swings le valió para hacer historia en el mundo del boxeo. Su influencia y su carisma fue más allá del deporte, lo que le valió ser reconocido con ese reconocimiento. Ahora, 17 años parecen más que suficientes para afirmar con rotundidad que Roger Federer será uno de los grandes candidatos de ser el mejor del siglo XXI.

No sabemos si en 2100 los coches volarán o si se habrá descubierto vida extraterrestre, pero lo que no hay duda es que cuando nuestros descendientes tiren de hemeroteca y vean jugar al tenista suizo disfrutarán del mismo modo que hace todo el mundo en la actualidad. Quizá se preguntarán si era este el primer marciano que repartió arte sobre la pista con una sutileza y un talento de otra galaxia.

A punto de cumplir 36 años, Federer continúa agrandando su leyenda. Lo repitió de nuevo en su jardín del All England Club para sumar su octavo Wimbledon. Esta vez venció con total autoridad a un desdibujado Marin Cilic en tres sets (6-3, 6-1, 6-4) en una hora y 41 minutos. El suizo volvió a demostrar por qué es el mejor de la historia y, sin apenas desgastarse, liquidó por la vía rápida a un tenista croata que se vio superado en todo momento, por la que fue una de las finales de Grand Slam más plácidas de su carrera. Las lágrimas a mitad del segundo set lo dicen todo. Pesa mucho jugar y sufrir a Federer en su ‘casa. Además, termina el torneo sin ceder un set, claro ejemplo de la superioridad abismal que ha habido con respecto al resto de los mortales.

Tras una primera manga que arrancó con nervios concediendo bolas de break ambos tenistas, Federer las aprovechó en los dos últimos juegos al resto para llevarse el gato al agua. En el segundo no perdonó el momento de debilidad de su rival, imponiéndose con suma facilidad.


En el último,Cilic ‘regresó’ hasta que el tenista más laureado de la historia dijo basta. Un break fue suficiente para convertirse en el jugador que más veces ha levantado el trofeo de Wimbledon, un trofeo que no ganaba desde hacía cinco años y su segundo ‘grande’ del año de los dos que ha disputado. De este modo, Federer supera en número de títulos a dos leyendas como William Renshaw, referente en los comienzos de este deporte en el siglo XIX, y a Pete Sampras, gran dominador de finales del XX. El siglo XXI es de Roger Federer.


Fuente: La Vanguardia

No hay comentarios.:

Publicar un comentario